¿Necesito visado para entrar en Indonesia? ¿Cuál es el más adecuado para mí? ¿Cómo obtenerlo?

Burocracia, con la iglesia hemos topaooo.

Los temas burocráticos, además de tediosos, sabéis que pueden cambiar de un día para otro. Y eso es lo que ha ocurrido, hace nada, en junio, con respecto a los visados turísticos españoles. Así que lo más recomendable es que antes de programar el viaje, consultéis la página web de la Embajada o, casi mejor, q los llaméis por teléfono, no fuera a ser que no tengan actualizada la página.

Los españoles, al igual que los ciudadanos de otros 45 países, a fecha de hoy, finales del 2015, pueden entrar en el país por un mes, como turista, directamente, sin necesidad de visado ni pago de tasas. Eso sí, no hay lugar a prórrogas. Para ello deberás obtener otros tipos de visados.

De todas formas, ya que tenía preparado parte de este escrito con anterioridad a ese cambio, y por si quien me lee es de nacionalidad distinta a los integrantes del acuerdo, os comento que, el visado turístico cuesta unos 35 dólares americanos y lo puedes sacar directamente a la llegada al aeropuerto indonesio. Nada más salir verás las ventanillas. Normalmente se pagan las tasas en los primeros mostradores y luego se pasa a un segundo donde terminan de poner sellos.

A tener en cuenta: no admiten tarjeta de crédito, así que si de momento no dispones de rupias, la moneda nacional, asegúrate de llevar euros o casi mejor, dólares estadounidenses. Procura llevar billetes también pequeños porque, ya sabes, es fácil que pueda no haber cambio. Recuerda calcular más bien al alza el  dinero en metálico que lleves en la cartera, porque a la salida del país te harán pagar nuevamente tasas.

El visado turístico tiene 1 mes de validez. Si piensas estar más lo puedes prorrogar otro mes acudiendo a las oficinas de Inmigración antes de la caducidad del mismo. Debes calcular al menos cuatro días para realizar esta gestión. El primero deberás llevar el  pasaporte  y el billete de vuelta para que comprueben que de verdad tienes intención de marcharte. Necesitarán una fotocopia de cada cosa, que podrás hacer por allí cerca si no las llevas (en folios distintos, que si no te costará volver a bajar). Se quedarán con el pasaporte y te darán un resguardo por si acaso te hiciera falta identificarte en algún momento.

Recomendable: Procura ir NO cerca del mediodía  porque, si llega la hora de comer (que suele ser sobre las 13 h.) como funcionarios que son (¿para qué voy a contar verdad?)  se paraliza todo durante hora y media aproximadamente, y cuando digo TODO, es TODO, nada de dejar al menos una ventanilla.

Que no se ofendan nuestros funcionarios que eso ya no suele pasar en casa, que ahora da gusto. Además me salpicaría directamente, porque yo, orgullosamente, pertenezco al gremio, aunque llevo años en excedencia.

Tres días después te harán volver para pagar 355.000 rupias del nuevo visado (esta vez no sé si aceptarían dólares, pero desde luego tarjeta de crédito, no, así que comprueba antes la cartera y lleva rupias por si acaso). Te harán fotografía y tomarán todas tus huellas digitales para completar el proceso, pero te dirán de volver otro día a recoger el pasaporte.

Seguro que exclamas ¿Volver otro día más? Pues sí, pero si has ido prontito y no los coges en mal momento, igual te hacen el favor y te lo llevas en el día, aunque te pegues allí más rato. Total, ir otro día, te va a costar igualmente al menos tres horas entre tráfico y espera.

Asegúrate de que te devuelvan el billete de salida original (se lo suelen quedar el primer día en lugar de la fotocopia), no vaya a ser que cuando llegue el momento de partir te encuentras con la sorpresa.

Al finalizar este segundo mes, necesariamente habrás de salir del país. Si eres tenaz y deseas quedarte un poco más en Indonesia, puedes partir a algún país cercano y al día siguiente  regresar y comenzar de nuevo con un mes de visado de turista prorrogable en Inmigración por otro y así sucesivamente. Pero, ¿qué puede suceder con esto? Que te pase lo que a mí, que a la tercera renovación me pidieron, por la responsabilidad que implicaba, 5 veces más del valor del visado. Sin comentarios.

Si no quieres perder dos días, pregunta si alguien conoce a algún agente que te ayude. Irá a tu casa a recoger la documentación (por un precio que no siempre es módico) y la llevará a Inmigración. Te evitará el viaje y la espera del primer día, aunque el segundo, necesariamente habrás de ir tú. Si no tienes mucho que hacer, igual no vale la pena. No se suele tardar mucho en hacer la gestión personalmente.

Si deseas estar 2 meses prorrogable por otros dos, y ahora ya sí me dirijo de nuevo también a los españoles,  el visado B211 es el tuyo. Parece ser que se puede obtener en la embajada indonesia de cualquier país, no hace falta que sea el tuyo, pero no me han sabido dar más información. Si alguien lo sabe, nos puede ilustrar al resto.

Para estancia superior, ya es más complicado obtener visado, a no ser que vengas a trabajar a alguna empresa, local o extranjera, que te haya contratado previamente. El visado en este caso es el denominado KITAS. La empresa realizará los trámites o te indicará cómo hacerlo. Su duración es de un año, pudiendo renovarse siempre que sigas contratado, ni un día más. Se comenta que quieren cambiar su validez a semestral. ¿Razón? Posiblemente dificultar las contrataciones de extranjeros y/o aumentar las arcas con las tasas.

Digamos que es el equivalente a nuestro D.N.I. Para trabajar es necesario, y también para otras muchas cosas, como abrir una cuenta bancaria o contratar un seguro médico. Además tiene alguna ventajilla, como pagar las entradas a museos a precio local y no de turista.

También tu familia puede obtener el KITAS, aunque éste no da derecho a que ellos trabajen. Necesitarás una carta, a modo de sponsor, bien de la empresa o del familiar contratado en el país (en el caso de que no venga la familia junta al principio). Y hacer la solicitud en cualquier embajada indonesia, no necesariamente en la de tu país (también es posible a través de internet y mensajería. Consulta la web de la Embajada).

Al llegar aquí, tendrás un plazo para acudir y finalizar el trámite, en la misma oficina de Inmigración en la que lo ha cursado el miembro trabajador de la familia. Es decir, si tu pareja, por ejemplo, es quien trabaja en Indonesia y realizó sus trámites en Jakarta, trasladándose algún tiempo después a Makassar, aunque en esta ciudad hay oficina de Inmigración, tus trámites habrán de realizarse necesariamente en Jakarta. Otra cosa es la renovación del visado turístico del que hablábamos antes, que sí podrá ser tramitado en otras ciudades.

También existen agentes que te facilitan la tarea. En la propia empresa te podrán remitir a ellos. En este caso sí que puede merecer la pena en tiempo y dinero porque te evitas viaje, hotel y comidas.

No salen baratas los kitas, ni tampoco su renovación (aproximadamente es el mismo precio que un visado turístico mensual multiplicado por 12), así que si tu familia no va a residir aquí permanentemente, debes plantearte si sacarles simplemente un visado de turista cada vez que te visiten. Lo que sí debes saber es que si tus familiares no tienen el kitas, no pueden legalmente hacer algunas cosas, como por ejemplo, ser co- titulares o autorizados en tu cuenta bancaria indonesia para los gastos que realicen estando aquí. Claro que para eso se puede aplicar el truco de abrir una segunda cuenta, a nombre igualmente del poseedor de la tarjeta kitas, y la tarjeta ponerla a nombre de la otra persona. Bueno, esto de los Bancos es un poco enredoso, ya hablaremos de ello más adelante.

Algunas empresas corren directamente con los gastos burocráticos de los visados. Si es así, tanto mejor, porque al final es un pico. Comprueba las condiciones del contrato o negócialo con ellos de antemano, aunque puede que no acepten porque las empresas ya pagan una tasa mensual al Estado por contratar a cada extranjero.

Si quieres vivir aquí una vez que te retiras, parece ser que ya la cosa cambia. Si demuestras que tienes ingresos para mantenerte, no parece haber problema. No he averiguado más de momento.  Más adelante realizaré algunas pesquisas, por si llegara el caso. ¿Alguien posee información al respecto?

Espero que os haya orientado un poco sobre el tema. De todas formas, no olvidéis que mañana puede cambiar toda la normativa. Y tampoco olvidéis que la página web de la Embajada no especifica todos los tipos de visados existentes. Así que, llegado el momento, indagad.

anagra,a